¿Conoces los beneficios de abrazar un árbol? Por: Mariela Gauna

Contenido

Buscamos a diario la manera de sentirnos bien, de tener esa energía positiva que viene de la naturaleza y que nos llena de felicidad, paz y armonía y nos mantiene en total equilibrio. Pero ¿sabías que existe una manera de obtener todos estos beneficios a través de los árboles?

Desde tiempos ancestrales, diversas culturas, creencias y religiones han promovido la práctica de “abrazar un árbol” para tener ese equilibrio mental y físico y aunque suele parecer una práctica antigua y mística lo cierto es que la ciencia ha demostrado los beneficios de esta actividad y que actualmente forman parte de terapias para mejorar los niveles emocionales como la ansiedad y estados mentales negativos.

Resulta claro que cuando tenemos contacto con la naturaleza nos sentimos alegres, llenos de vitalidad y si vamos a un bosque la sensación de quietud, paz y relajación sin duda que nos libera de todo estrés. Así mismo, el contacto con los árboles, aunque no sustituye los tratamientos convencionales si ayudan en gran manera a combatir emociones negativas como la depresión, la angustia y el estrés, esto es debido que los árboles son capaces de transmitir vibraciones que se conectan con el flujo sanguíneo ejerciendo una influencia positiva en el mismo; de allí que cuando abrazamos un árbol nos sentimos plenos, llenos de felicidad y armonía.

La importancia de un abrazo

Un abrazo puede más que mil palabras, a través de este podemos sanar, consolarnos, nos animamos, imaginémonos entonces un abrazo que venga de la propia naturaleza y más aún de árbol, sencillamente es una experiencia única que no podemos dejar pasar.

El poder de sanación de un abrazo es inmenso, haciendo énfasis en el tema, abrazar un árbol permite no solamente conectarnos con la naturaleza desde el punto de vista físico, sino que además ayuda a mejorar la concentración, alivia la ansiedad y la depresión y mejor aún nos libera de pensamientos negativos; esto ha sido llevado a la práctica desde épocas inmemorables por lo cual está directamente relacionada con la sanación, la sabiduría y la fertilidad.

La energía que nos transmiten los árboles es inmensa, aunque no la podemos ver, sí es posible sentirla a través del aura  ayudando a lograr el equilibrio físico y mental. Por eso cuando abrazas a un árbol tocamos la capa energética que lo envuelve logrando una conexión  inmediata con la persona.

En consecuencia, podemos tener la plena seguridad que un árbol transmite paz, distracción, relajación, creatividad y felicidad, todo lo cual nos proporciona calma y paz interior.

¿Qué es la arboterapia y qué beneficios aporta?

Se trata de una terapia natural la cual consiste no solamente en abrazar un árbol sino además en frecuentar bosques para mejorar la función cognitiva y emocional. Esta terapia es utilizada además para ofrecer beneficios a personas que padecen enfermedades como el asma, hipertensión arterial, insomnio, nerviosismo, enfermedades mentales, depresión y la ansiedad.

Los árboles, como hemos comentado, transmiten energías que son imperceptibles pero que los seres humanos podemos captarlas generándose una conexión. Si analizamos sus beneficios desde el punto de vista místico tendremos que la semilla de la que nace el árbol es un resonador cósmico simbolizando la fuerza y el crecimiento. Por su parte, las raíces están conectadas directamente con la tierra lo que aporta estabilidad, firmeza y muy especialmente la trasmutación de la energía negativa. El tronco, toma la energía del Sol incluyendo su follaje con ramas, hojas y flores.

Desde el punto de vista de la medicina natural, podemos tomar en cuenta el tipo de árbol al cual nos vamos a abrazar para que conozcamos sus beneficios:

  • Abeto: Este árbol reduce inflamaciones y cura las heridas y fracturas.
  • Olmo: Es beneficios para los procesos digestivos.
  • Sauce: Es un potente regulador la presión arterial. En lo místico ayuda a controlar el destino, liberando el descontento que tengamos con nosotros mismos y con los demás.
  • Arce: Permite reducir el dolor. Considerado el árbol del equilibrio, te brinda seguridad y sentirte más seguro.
  • Pino: Tiene diversas propiedades curativas. Proporciona energía del sol por lo cual reduce el estrés y te ayuda a respirar mejor. 
  • Acacia: Es ideal para regular la temperatura corporal.
  • Manzano: Representa la sanación y el amor. Elimina las toxinas y transmuta las emociones negativas.
  • Álamo: Libera congestiones energéticas permitiendo iniciar el proceso de sanación.
  • Cedro: Transmite paz y fomenta cambios de pensamiento, elimina el estado de agitación.
  • Roble: Considerado el padre de la raza humana. Es el rey del bosque. Nos conecta directamente con la energía directa de la madre tierra y con la energía del sol que representa la fuerza y la verdad.
  • El avellano: Permite desarrollar la creatividad recuperando tu inspiración interna.
  • El bonsái: Transmuta energías negativas del entorno. Resulta ideal para espacios pequeños gracias a su tamaño.

¿Cómo podemos abrazar a un árbol?

El árbol simboliza la paz, la sabiduría y la calma; debido a sus raíces logra mantenerse estable. La solidez es lo que hace desplegar sus ramas para atrapar las energías del Universo. Ha sido considerado un modelo de equilibrio y apoyo; protege del viento y de la lluvia excesiva. La mayor parte de las culturas consideran que un árbol es símbolo de fuerza.

Para abrazar un árbol respira tranquilamente y disfruta del momento, debes mantener la atención en tus sentimientos sin forzar nada, el encuentro debe ser positivo, debes siempre dar las gracias al árbol una vez que lo hayas abrazado, los pasos que debes seguir son los siguientes:

  • Escoge un lugar tranquilo de la naturaleza y elige un árbol con el cual sientas mayor atracción o afinidad.
  • Debes acercarte luego con amor y respeto y haz contacto con él, puede ser abrazándolo o colocándote de espaldas apoyada en su tronco.
  • Relájate tomando una respiración profunda. Siéntate cómodamente y toma conciencia de tus pies asegurándote que estén en contacto directo con el suelo, debes sentir una conexión directa con el árbol.
  • Practica la respiración consciente y da la bienvenida al aire dentro de ti con cada inhalación. Imagínate que árbol respira contigo.
  • Centra la atención solamente en tu respiración y mantén tu conexión con el árbol, respirando al mismo tiempo.

Disfruta plenamente este momento, escucha todas tus sensaciones y agradece al árbol por el compartir, deléitate de esta maravillosa experiencia que se siente al abrazar un árbol.

Meditación guiada para que abraces a un árbol

Hemos querido ofrecerte una meditación para que la practiques cuando decidas abrazar un árbol, la cual es muy sencilla de realizar y fortalece nuestras raíces terrenales, ayudando a equilibrar nuestras energías. A continuación te mostraremos paso a paso como debes realizarla:

  • Ubica un ambiente tranquilo donde puedas llevarla a cabo y percibas las sensaciones.
  • Colócate de pie o sentado, ahora respira profundamente, cierra los ojos e imagina que eres un árbol.
  • Siente que las plantas de tus pies son las raíces del árbol y se ramifican cavando profundamente la tierra.
  • Cada respiración hace que las raíces se hundan más en la tierra.
  • Capta la energía de la tierra a través de las raíces y envuelve tus pies, las piernas y la pelvis. Imagínate primeramente la parte inferior del cuerpo y luego el resto.
  • La energía de la tierra revitaliza todos tus órganos y células.
  • Ahora imagina que las ramas finas parten de tu cráneo hasta el cielo hacia la luz del sol.
  • La luz y la energía del Universo regresa hacia ti inundando tu cabeza descendiendo por todo tu cuerpo.
  • Siéntete ligero con esta energía.
  • Finalmente, ubica tu mente en tu corazón y permite que las energías del cielo y la tierra lleguen hasta allí.

Alcanzando el equilibrio

Luego de haber analizado cada uno de los aspectos que permiten abrazar un árbol podemos concluir que sin duda esta terapia ayuda a lograr el equilibrio en todo nuestro ser. Cada árbol presenta sus propias energías vibratorias, sin embargo, esto se va conociendo a medida que llevamos a cabo esta práctica.

Al principio podemos dejarnos llevar por nuestra intuición, escogiendo el árbol con el cual tengamos mayor sintonía, posteriormente iremos adquiriendo el conocimiento suficiente para escoger un árbol de acuerdo a esta energía vibratoria para de esta manera tener una mayor conexión que nos permita lograr el equilibrio total de todas nuestras emociones y sentimientos.

Mariela Gauna. Experta en amarres de amor.

error: Content is protected !!
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, Soy Mariela Gauna

¿En que te Puedo Ayudar?