La Brujería ¿Cuál es su verdadero significado? Por: Mariela Gauna

Contenido

Desde siempre hemos escuchado hablar de las brujas, en los cuentos de hadas, en las series de televisión, películas y hasta en la vida cotidiana, y solemos asociarlas a mujeres malvadas con una gran nariz, una escoba y un gato negro; esto es lo que nos han enseñado. Pero en realidad ¿Conoces el verdadero significado de la brujería y las brujas? Cuando lo conozcas verdaderamente te darás cuenta que la realidad es otra.

La brujería como se conoce hoy día es el conjunto de creencias y la práctica de habilidades mágicas llevadas a cabo por quienes poseen poderes sobrenaturales que el Universo les ha regalado. Generalmente se asocia al arte de invocar espíritus para un fin determinado, se asocia además a las artes esotéricas, místicas y ritualistas.

Este arte ha sido condenado por diversas religiones tradicionales, sin embargo, ha existido desde tiempos muy remotos. El término “brujería” proviene de la palabra “bruja” que significa mujer que practica ritos mágicos. La brujería apareció por vez primera en el siglo XIII para designar o identificar a aquellas mujeres que poseían poderes especiales por lo general malignos. Eran condenadas a muerte y sufrían horribles torturas al punto de llevarlas a la hoguera y quemarlas.

¿Qué es una bruja?

En la actualidad el término Bruja, se refiere a la mujer que predice lo que va a suceder. Sin embargo, como hemos hecho referencia con anterioridad en los siglos XV y XVII se llevaban a cabo cacería de brujas, las mujeres con poderes sobrenaturales eran consideradas brujas y eran quemadas, un ejemplo conocido fue Juana de Arco en el año 1431;  quien era considera una bruja por haber tenido visiones de arcángeles para liberar a Francia del dominio inglés. En la antigüedad era mal visto que las mujeres demostraran sus poderes o virtudes ya que solo tenían el derecho a tener hijos y cuidar del hogar.

Pero no todo es malo, en todas las culturas siempre se ha asociado la brujería a la magia lo cual resultaba positivo y las mujeres que la practicaban eran consideradas sabias. Se considera que las predecesoras de lo que en la actualidad se conoce como bruja, eran las mujeres de la cultura celta, dotadas de un amplio conocimiento de la naturaleza expertas en todo lo relacionado con las plantas y las hierbas.

Otro aspecto positivo que demuestra que la brujería o las brujas no son malvadas es el significado de la palabra bruja en inglés: Witch, que conjugan las palabras wise y woman cuyo significado es “mujer sabia”. En español la palabra bruja tiene su origen en la palabra “bruixa” se asume que de origen ibérico o celta. Otros afirman que proviene de la palabra protocelta “brixta” que significa hechizo, asociado a la utilización de brebajes 

Sin embargo, es importante destacar que no solamente existen mujeres con estos poderes especiales, desde sus inicios también han existido hombres que poseen estas cualidades y eran denominados “magos”, desde sacerdotes hasta emperadores.

Un breve repaso por la historia

La brujería altamente asociada a la magia se practica desde la antigüedad, en donde existían adivinos que trabajaban para los gobernantes de la época que se dedicaban a predecir quien sería el vencedor en una batalla, estos eran denominados magos. Sin embargo, la “brujería” era practicada por personas de bajo nivel cultural y económico, inferior a la magia, y quienes acudían a ellos lo hacían para alejar la mala suerte o en tiempo de cosechas para mejorarlas. En un principio se le denominaba magia blanca, en muchas culturas, empleando amuletos, pociones, hierbas mágicas y talismanes especialmente para protegerse del mal de ojo.

Sin embargo, el cristianismo le dio otra connotación, la denominó brujería  y lo vinculó principalmente a las mujeres, luego de una lucha con los teólogos quienes afirmaban que los hombres no deberían tener ese poder ya que se consideraba que esperaban algo a cambio. La brujería era celebrada en reuniones de brujas o aquelarres, que según la historia invocaban al demonio, practicando la hechicería y preparando pócimas.

Diferencia entre brujería y hechicería

Se suele confundir la palabra brujería con hechicería, sin embargo es importante diferenciarlas. La brujería es el arte de emplear los poderes sobrenaturales para obtener resultados relacionados a buenas intenciones. A las mujeres se les denomina brujas mientras que a los hombres se les denomina magos; ambos sienten amor por la naturaleza y la respetan ya que están convencidos que su don le es dado por ella. Ahora bien, para poder ejercer la brujería se requiere poseer  poderes místicos, y ese don debe ser de nacimiento.

En el caso de la hechicería se le suele asociar a aquellos poderes sobrenaturales empleados para obtener resultados pero con mala intención. Las mujeres son denominadas hechiceras y los hombres hechiceros. Para practicarla no se requiere del don de nacimiento, es decir, cualquier persona puede practicarla. Suelen adorar a espíritus malignos.

En consecuencia, la brujería está enfocada a obtener resultados positivos, siempre con buena intención sin dañar a nadie, mientras que la hechicería se enfoca en practicar rituales con el fin de hacer daño a otra persona.

¿Cómo identificar a las brujas?

La brujería utiliza los elementos de la naturaleza como las plantas, flores, piedras. Se habla entonces de remedios naturales  o remedios milagrosos, es decir, se aprovechan las propiedades curativas de la naturaleza para crear mezclas o “tomas” virtuosas.

Al estar asociada a la naturaleza, las brujas emplean las gemas, el uso de piedras y sus energías  como amuletos o protectores. Actualmente estas piedras son llevadas en colgantes, pendientes o colgadas en el hogar, algo muy común. Sin embargo no siempre fue así, en la Edad Media era considerado una herejía.

Una manera de identificar a las brujas o la práctica de brujería es la vinculación que tienen con el mundo espiritual, en la brujería se trabaja con ciencias ocultas, esoterismo, lectura de cartas, gemología, entre otros, creen en el poder de la energía humana y natural.

Es importante destacar que en la antigüedad las mujeres vinculadas a la espiritualidad y amantes de la naturaleza eran mal llamadas “brujas”, hoy en día ya conocemos la gran diferencia que existe entre brujería y hechicería. La brujería emplea el poder de la naturaleza para fines benévolos, curativos con el objetivo de obtener resultados positivos en las personas.

La práctica de la brujería actualmente es bien recibida en la sociedad, aplica remedios naturales para curar distintos males, dando paso además a una rama de la medicina llamada Naturopatía. De igual manera la práctica de técnicas para canalizar las energías y lograr el equilibrio mental y espiritual se ven reflejadas en prácticas como la meditación, el yoga, el reiki, entre otros., lo que en épocas anteriores hubiera sido considerado como “brujería”, dándole a esta palabra una connotación negativa.

De todo lo anteriormente mencionado podemos observar el cambio que dio el concepto de brujería en la antigüedad a lo que es realmente hoy en día. Los siglos han pasado, las culturas se han modernizado ya al hablar de brujería, brujas o magos sabemos que no se trata de una práctica maligna, sino del empleo de los dones que nos ha dado la naturaleza para hacer el bien.

La brujería es entonces una práctica con elementos de la sabia naturaleza y practicada por personas que poseen un don muy especial vinculado con esta naturaleza y el Universo mismo. No se trata entonces de maleficios ni malas intenciones, al contrario busca ayudar a quienes necesitan sanar mental, física y espiritualmente, por medio de diversas técnicas que logran todos estos objetivos.

Bien vale la pena hoy en día  despojarnos del mal concepto que se tiene de esta palabra, cuando acudes a un vidente profesional como Mariela Gauna, cuyos servicios están vinculados al esoterismo, la magia blanca, la meditación, las terapias de pareja, lectura de todo tipo de oráculos, amarres de amor y todo tipo de ciencias ocultas, sencillamente estas consultado con la mejor bruja galardonada en el mundo entero, con más de 25 años de experiencia, trabajando con honestidad y con un sello distintivo de autenticidad, con mística de trabajo y profesionalismo.

Por eso no dudes en contactarla por medio de su página www.marielagauna.com donde a través de una consulta gratuita y personalizada podrás obtener toda la información y orientación necesaria para solucionar cualquier problema por el cual estés pasando. Tu seguridad y confidencialidad están totalmente garantizados, la transparencia y sinceridad de su servicio marca la diferencia.

Mariela Gauna. Experta en amarres de amor,

error: Content is protected !!
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, Soy Mariela Gauna

¿En que te Puedo Ayudar?