La Meditación Aplicada a los Chakras. Por: Mariela Gauna

Contenido

La definición de los chakras está dada por una palabra sánscrita que significa “rueda” y está referido a los siete puntos de energía que posee el cuerpo humano. Por lo tanto los chakras son puntos energéticos que van desde nuestro coxis hasta la coronilla y su objetivo es unir el plano material con el ideal. Cuando estos puntos energéticos se encuentran en desequilibrio suelen producir enfermedades en las personas, dependiendo de cuál de ellos se encuentre en desbalance.

En el hinduismo estos puntos energéticos representan los centros invisibles de energía del cuerpo humano, y tal como lo mencionamos, cuando alguna de estas zonas se bloquean pueden ocurrir problemas físicos y emocionales que lógicamente deterioran la salud y con ello nuestra calidad de vida, perjudicando nuestro bienestar.

Para lograr el balance de nuestros chakras lo más idóneo resulta la práctica de la meditación, de allí que Mariela Gauna, nos enseñará la manera de cómo llevar a cabo la misma para mantener el equilibrio de estos puntos energéticos y así lograr ese bienestar que tanto deseamos, en todos los aspectos de la vida, mental, físico y emocional.

Historia de la meditación de los chakras

La meditación chakra, como hemos señalado anteriormente proviene del antiguo hinduismo; estos fueron mencionados en los Vedas, quienes afirman que los chakras tienen forma de flor de loto con muchos pétalos.

Estos pétalos están asociados a sonidos específicos, por ejemplo, el chakra raíz es LAM; el chakra sacro es VAM; el chakra plexo solar es RAM; el chakra corazón es YAM; el chakra garganta es HAM;  el chakra del tercer ojo es SHAM y el chakra coronilla es OM.

Con cada una de estas vibraciones entre los pétalos los chakras se abren, cuanto mayor sea la frecuencia, más alineados estarán los chakras.

¿En qué consiste alinear los chakras?

La alineación de los chakras se presenta con muchos nombres como por ejemplo, el equilibrio de los chakras, la curación de los chakras o la limpieza de los chakras. Todas están directamente relacionadas con la energía curativa aplicada a los chakras para hacerlos más abiertos, centrados y beneficiosos para el sistema energético.

Los signos o síntomas comunes cuando los chakras están desalineados son las conductas compulsivas, miedo excesivo, inestabilidad de las emociones, frustración, tristeza. Pueden presentarse además síntomas físicos como el dolor de cabeza, de espalda, problemas relacionados con el sistema digestivo.

Por tal razón es importante realizar un equilibrio de nuestros chakras mediante la meditación que sin duda ayuda tanto física como mentalmente, para lograr ese estado de relajación y de balance que permite obtener el bienestar que todos buscamos en la vida. 

¿Cuáles son los pasos para meditar con chakras?

La técnica que Mariela Gauna nos muestra para meditar con chakras, está basada en el sistema de chakras pero adaptada a la cultura occidental. Ella nos indica una serie de pasos para realizar la meditación de una manera adecuada:

Identifica tus chakras

El cuerpo humano posee muchos chakras; no obstante son siete los más importantes, y que nos ayudan a lograr el balance del mismo; estos son los siguientes:

  • Chakra raíz (gónadas y médula suprarrenal): Es el primer chakra, situado en la base de la columna, representado por el color rojo. Se encuentra asociados a las necesidades básicas, por lo tanto está vinculado con la supervivencia, el instinto y la estabilidad. Las personas que carecen de seguridad financiera, no tiene una buena relación con su familia o viaja demasiado, puede estar teniendo algún tipo de bloqueo con este chakra.
  • Chakra sacro (ovarios y testículos): Corresponde al segundo chakra y se ubica a la altura de los genitales. Su color es anaranjado. Se relaciona con la sexualidad, la pasión, el placer y la creatividad. De igual manera está vinculado a los cambios y a conectar con las demás personas.
  • Chakra del plexo solar (glándulas suprarrenales e islotes pancreáticos): Se ubica a la altura del ombligo, su color es el amarillo. Se relaciona con la personalidad, el poder y la sabiduría; cuando se encuentra bloqueado la persona se siente insegura y tímida. 
  • Chakra del corazón (glándula timo): Tal como se indica se ubica a la altura del corazón, es de color verde y se asocia al amor, la compasión y la sanación. Conecta los tres chakras superiores con los tres chakras inferiores.
  • Chakra de la garganta (glándula tiroides): Es de color azul y se ubica en la garganta. Está vinculado con la comunicación y la inspiración.
  • Chakra del tercer ojo (glándula pineal): Se ubica en la frente, es de color azul índigo, está relacionado directamente con la intuición, la percepción y la autodisciplina y te permite conectar con tu visión interior.
  • Chakra de la coronilla (glándula pituitaria): Ubicado en la parte superior de la cabeza, se representa con el color púrpura. Vinculado a la espiritualidad y el conocimiento.

Elige el ambiente adecuado

Es importante elegir un sitio donde no puedas ser interrumpido, en silencio, puede ser una habitación o al aire libre, desconéctate de todo lo que pueda molestarte, teléfono, televisión, etc.; recuerda ponerte ropa cómoda que favorezcan tu relajación; luego cierra tus ojos y concéntrate.

Relájate

Existen muchas maneras para relajarte, puede ser sentados, acostados e inclusive de pie. Debes respirar profundo y suave, inhalando y exhalando lentamente para ayudar a relajar los músculos.

Se deben desbloquear los chakras de abajo hacia arriba

Es importante comenzar por el chakra raíz, asociado a la zona de necesidades básicas o primitivas terminando luego en el chakra de la coronilla, de conocimiento o zona desarrollada. Es preciso ir poco a poco de abajo hacia arriba, a fin de identificar cual o cuáles son los chakras que se encuentran desequilibrados.

Revitaliza cada chakra

En este paso, es necesario visualizar cada uno de los chakras como una flor de loto, Debes inhalar visualizando una luz que va fluyendo por cada chakra luego exhala e imagina saliendo todo el estrés de estos puntos energéticos; repite el paso hasta que te sientas liberado y luego pasa al siguiente chakra.

Alinea los chakras

Para realizarlo debes hacerlo en el sentido de las agujas del reloj; si sientes que rotan en sentido contrario puede ser indicativo de alguna enfermedad.

Regresa a tu rutina del día a día

Una vez que hayas revitalizado todos los chakras, siendo el último el de la coronilla, continúa con una respiración profunda y abre los ojos lentamente, luego incorpórate a tus actividades.

Meditación para cada chakra

Para meditar con los chakras es necesario haber leído los puntos anteriores, recuerda siempre la respiración profunda y lenta para empezar a meditar. A continuación Mariela Gauna te indica cómo equilibrarlos:

  • Chakra raíz: Para equilibrar este chakra es importante conectarse a tierra, meditando al aire libre rápida en la naturaleza. Camina descalzo(a) por el suelo, tomando conciencia de tus pasos mientras mantienes el control de tu respiración.
  • Chakra sacro: Toma un cristal de carmelina en tus manos y sostenlo; cierra los ojos y respira tres veces profundamente. Repita en voz alta o mentalmente afirmaciones positivas que despejen esos pensamientos que puedas tener. Debes acostarte boca arriba colocando el cristal sobre el chakra que desees equilibrar por once minutos. Siente como un color naranja se extiende por todas partes de tu chakra sacro llenándolo de sanación. 
  • Chakra del plexo solar: Para este chakra siéntate al aire libre, respira profundamente desde tu diafragma. Luego has un repaso por tu rutina diaria y vive de manera consciente, controlando las prisas y el estrés. 
  • Chakra del corazón: El yin yoga transformacional es una técnica que da muy buenos resultados para tratar este chakra. Las posturas de rueda, el guerrero II o la vela son las mejores para equilibrar este chakra. Practica yoga en un ambiente relajante y despacio.
  • Chakra de la garganta: Para equilibrar este chakra los aceites esenciales y los cristales son efectivos, estos puedes sostenerlos en tus manos, utilizando el ágata y la calcita azul y turquesa resultan efectivos. Los aceites que ayudan al chakra son el romero, lavanda, manzanilla y el incienso.
  • Chakra del tercer ojo: La meditación consciente como el Yoga nidra, fortalece tu conexión. Practicando diariamente ayudar a aumentar la intuición y alejar los miedos.

Chakra de la coronilla: Todas las formas de meditación equilibran el chakra de la corona; por lo que todas las meditaciones anteriores lograrán restablecer el balance de este chakra.

error: Content is protected !!
Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola, Soy Mariela Gauna

¿En que te Puedo Ayudar?